¿Qué es la gingivitis en los niños?

JUE

25
May

Dra. Susana Mieles, Odontopediatra, Dra. Lina Suárez, Periodoncista.

¿Qué es la gingivitis en los niños?

Las enfermedades de los tejidos periodontales, son un grupo de condiciones inflamatorias que se presentan en la encía y los tejidos de soporte y que incluyen principalmente aquellas que afectan la encía, que se llaman gingivitis y las que afectan los tejidos de soporte a las que conocemos como periodontitis.

Estas condiciones, se presentan porque al aparecer bacterias patógenas sobre los dientes, el cuerpo activa mecanismos de defensa para protegerse de ellas; esta respuesta es la que nosotros identificamos como inflamación.

Valoración de la salud de las encías
En la boca encontramos múltiples estructuras que incluyen los dientes, las mucosas que conforman los carrillos, la lengua, la encía, el paladar y el piso de la boca, así como tejidos duros representados en los huesos maxilares. La salud de la boca es un estado que nos permite realizar una gran cantidad de funciones como hablar, sonreír, oler, degustar, masticar, pasar alimentos y expresar emociones faciales sin dolor o molestias. Cada uno de los tejidos de la boca es crucial para mantenerla.

Los dientes están rodeados de diferentes estructuras, que se llaman tejidos periodontales; algunos que incluyen el hueso de soporte, un ligamento y una capa de cemento que recubre la raíz, permiten su anclaje. El cemento radicular, por medio del ligamento, une el diente al hueso de los maxilares. Todo este complejo está cubierto por la encía que lo protege de agentes agresores

La encía cuando está sana tiene un color rosado, pero en los niños suele ser de un color más rojizo debido a que está provista de más vasos sanguíneos, es decir más vascularizada y su grosor permite que veamos los vasos a través de ella; también es de anotar que la consistencia de la encía en los niños, es más blanda y su forma se aprecia más redondeada o enrollada alrededor de los dientes que en el adulto. Esta encía es más ancha en el maxilar superior que en el inferior y su grosor varía de acuerdo, a la posición de los dientes, al proceso de erupción dental y a la inserción de los frenillos. El color de la encía tiene gran relación con el color de piel de la persona, es así como en la raza blanca su color es más rosado y en personas de piel morena es más oscura, pues contiene más melanina que es un pigmento que le da color. Los tejidos tanto de soporte como de protección en el niño, consiguen su configuración final, después de que erupcionan los dientes permanentes.

En la boca viven miles de bacterias, que si las mantenemos controladas no producen daño; estas bacterias “buenas”, se llaman comensales y pueden de hecho ayudarnos a mantenernos sanos, no solo en la boca si no en muchos órganos del cuerpo como el intestino; si descuidamos la higiene, el acumulo de bacterias sobre las superficies de los dientes aumenta, haciendo que cambien las condiciones como el pH y la cantidad de oxígeno disponible para las bacterias, lo que hace que los comensales se remplacen por bacterias patógenas que pueden producir daño.

Si la inflamación en las encías no se controla, puede progresar y producir perdida del hueso de soporte. Se estima que 538 millones de personas en el mundo sufren periodontitis severas y que 276 millones han perdido la totalidad de los dientes, muchos de ellos debido a esta enfermedad.

Photo by Moses Vega on Unsplash

«La mala higiene oral es el principal factor de riesgo de aparición de las enfermedades en las encías y los tejidos de soporte de los dientes. «

La gingivitis es reversible después de un tratamiento para resolver la inflamación, pero la progresión de gingivitis a periodontitis que resulta en la pérdida de la inserción del diente a su soporte, es hasta hoy considerada irreversible. La terapia periodontal, consistente en retirar de la superficie de los dientes las agrupaciones de bacterias (placa bacteriana o biopelícula dental) y sus productos lo que en compañía de una excelente higiene oral, puede restaurar la salud y disminuir los signos de periodontitis.

Para valorar los tejidos periodontales, el especialista hará un examen clínico de la boca y si ve algún signo de alarma, realizará exámenes complementarios como radiografías y mediciones de los tejidos.

La mala higiene oral es el principal factor de riego de aparición de las enfermedades en las encías y los tejidos de soporte de los dientes. Hay que tener presente que algunos factores como cambios en la anatomía de los dientes o tener algún tipo de aparato en la boca, pueden aumentar ese riesgo debido a que llevan a aumentar el acúmulo de bacterias y facilitar que los patógenos infecten. Algunas enfermedades generales, pueden también ser factores de riesgo o modificar la gingivitis y las enfermedades periodontales, porque podrían hacer que se presente una hiper-inflamación.

Por lo anterior, se debe tener especial cuidado con la higiene oral y la constancia en las valoraciones con el odontólogo, en presencia de enfermedades y condiciones tales como: hiperglicemia o diabetes, obesidad, deficiencias nutricionales (especialmente de vitamina C), alteraciones en la sangre como la leucemia, u otras que afecten los números o la función de las células sanguíneas. La toma de ciertos medicamentos como aquellos utilizados en el tratamiento de síndromes convulsivos, también deben ser tenidos en cuenta, pues pueden producir cambios en las encías. Las alteraciones hormonales se relacionan también con mayor respuesta inflamatoria ante las bacterias, por lo que en la pubertad y durante el embarazo, es posible que estos cambios se encuentren con mayor frecuencia.

Tanto la gingivitis como la periodontitis pueden ser localizadas en algunos dientes, o afectar toda la dentición. La gingivitis es la enfermedad de las encías que más se presenta en todas las edades. En Colombia afecta al 77% de los niños y adolescentes. A medida que aumenta la edad, aumenta también el número de casos. Así, a los 3 años se observan niveles más bajos de gingivitis (36%) que a los 5 años (64%) y a los 10 años puede alcanzar el pico (97%). En la adolescencia disminuye para volver a su nivel más alto hacia los 20 años. Estas variaciones se deben a que con el aumento de la edad, aumenta el número de dientes y por lo tanto hay un mayor número de superficies expuestas; también pueden deberse a los cambios hormonales ya citados, a la erupción dental y a las conductas de higiene oral.

En los niños rara vez la gingivitis avanza a periodontitis; no obstante, puede presentarse. Es por esto que la gingivitis necesita ser tratada a cualquier edad, ya que no es posible saber cuándo va a progresar a periodontitis.

«La gingivitis es la enfermedad de las encías que más se presenta en todas las edades. En Colombia afecta al 77% de los niños y adolescentes.»

¿Cómo saber en casa, si la encía y los tejidos de soporte de los dientes están sanos?

La gingivitis y la periodontitis no producen dolor, pero tienen signos claros que  indican su presencia como lo es el sangrado al cepillarse. En el caso de las periodontitis, si la pérdida de hueso es grande, se puede producir movilidad dental. Ya que las bacterias patógenas están presentes, quienes están afectados por estas enfermedades pueden tener mal aliento. Otros signos que pueden detectarse son presencia de pus, cambios de color en la encía y ulceraciones.

Además de la gingivitis, existen otros signos de alerta en las encías como son el agrandamiento de las mismas y la presencia de raíces descubiertas que pueden presentarse por que la anatomía de la encía es anormal, por ejemplo que haya frenillos sobreinsertados o porque el tejido sea muy delgado y el cepillado dental produzca trauma y lo altere.

«A los 3 años se observan los niveles más bajos de gingivitis (36%), a los 5 años (64%) y a los 10 años puede alcanzar el pico llegando al (97%). En la adolescencia disminuye para volver a su nivel más alto hacia los 20 años.»

¿Qué cuidados se deben tener para prevenir la aparición de la gingivitis y la periodoncitis desde el nacimiento del bebé?

Como ya se mencionó las bacterias son el disparador del proceso inflamatorio que las caracteriza, por lo tanto si se realiza una correcta higiene oral es posible reversar signos iniciales y controlar la progresión en etapas más avanzadas.

Al nacer el bebé no tiene dientes (edéntulo) y si se realiza alimentación exclusivamente por lactancia materna, no es necesario realizar ningún tipo de higiene bucal.  Esta recomendación se basa en estudios con alto respaldo científico.  La leche materna contiene inmunoglobulinas que pasan al bebé, protegiéndolo de infecciones en la boca. Una vez aparecen los dientes, se recomienda realizar un cepillado minucioso y constante, 3 veces al día, siguiendo las indicaciones sobre la crema dental a usar que le indique su odontopediatra, con relación al contenido de ingredientes antibacterianos como el flúor y utilizar seda o hilo dental en dientes de leche y permanentes mínimo una vez al día. Si va a utilizar un enjuague oral, consúltelo previamente con el especialista, él le dará las indicaciones de uso, de acuerdo al producto. El cepillado debe ser realizado por un adulto mayor en niños menores de 10 años. Lo anterior acompañado de una alimentación saludable, con una dieta baja en azucares y carbohidratos fermentables y la asistencia a controles periódicos con su odontopediatra para que él o ella determinen la intervención del periodoncista.

Por último, se debe tener en cuenta que la salud bucal tiene una relación estrecha con la salud general y los efectos de tener una boca enferma, serán palpables con el paso de los años. Muchas funciones corporales, especialmente la alimentación, empiezan en la boca. Esta está estrechamente relacionada con el sistema digestivo, que de hecho tiene en ella su punto de entrada, así como con el sistema respiratorio y con la sangre pues si las encías están afectadas desde allí puede darse el paso de microorganismos patógenos a otros órganos, incluso solo con cepillarse los dientes. Por lo tanto, mantener una boca limpia y sana puede ayudar a prevenir no solo enfermedades localizadas en la cavidad oral sino en otros sistemas del cuerpo humano.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Post más populares